Bose QuietComfort 45, análisis: tienen dos armas con las que se lo van a poner muy difícil a los auriculares de su precio

0
14
1646752922 840 560.jpg
1646752922 840 560.jpg

Bose no parece estar dispuesta a que algunos de sus competidores la pongan contra las cuerdas en un segmento del mercado de los auriculares en el que tradicionalmente se ha sentido muy cómoda. Este modelo está aquí para competir de tú a tú con los WH-1000XM4 de Sony o los Fidelio L3 de Philips, entre otras propuestas interesantes. Y sí, tiene lo que necesita para defenderse.

Los QuietComfort 45 (QC 45) son unos auriculares circumaurales electrodinámicos e inalámbricos dotados de cancelación activa del ruido. Si nos ceñimos a su diseño y su construcción tienen más en común con los QuietComfort 35 II que con los más modernos 700 NCH, aunque os adelantamos que el pedigrí de sus predecesores se mantiene intacto en unos QC 45 que no van a ponérselo a sus rivales nada fácil.

Bose QuietComfort 45: especificaciones técnicas

Esta marca adopta una actitud muy opaca cuando describe las características de sus auriculares. En la página web oficial de los QuietComfort 45 describe superficialmente las prestaciones que nos propone este modelo, pero echo de menos conocer otros detalles de índole técnica en los que a los más frikis nos gusta indagar, y que otros fabricantes sí nos entregan, como, por ejemplo, su respuesta en frecuencia, su sensibilidad, su distorsión armónica total o la composición de su diafragma. En cualquier caso, esto es lo que Bose nos dice acerca de estos auriculares:

Características
ARQUITECTURA Auriculares circumaurales cerrados con transductor electrodinámico y cancelación activa del ruido
DIADEMA Reforzada con nailon relleno de vidrio y revestida en cuero sintético
ALMOHADILLAS Superficie de cuero sintético afelpado
CONECTIVIDAD USB-C y jack de 3,5 mm
CONECTIVIDAD INALÁMBRICA Bluetooth 5.1
AUTONOMÍA MÁXIMA 24 horas
TIEMPO DE CARGA 2,5 horas
ALCANCE DE LA CONEXIÓN BLUETOOTH Hasta 9 m
DIMENSIONES (FUNDA) 211 x 145 x 51 mm
PESO (FUNDA) 180 g
DIMENSIONES (AURICULARES) 184 x 152 x 76 mm
PESO (AURICULARES) 240 g
PRECIO 295,99 euros

Su acabado es bueno, aunque su mejor baza es una ergonomía casi perfecta

Estos auriculares no son lujosos (los modelos de este precio no suelen serlo), pero están muy bien acabados. Su recinto es de plástico, aunque Bose ha utilizado en su fabricación un policarbonato de muy buena calidad que, además, tiene un tacto muy agradable.

Eso sí, el metal está allí donde es importante que esté presente: en las bisagras que nos permiten acomodar correctamente las almohadillas sobre la superficie de nuestra cabeza. De haber utilizado plástico en este componente (algo que hacen algunos auriculares), su durabilidad se habría resentido.

El policarbonato, aunque sea de buena calidad, no transmite la sensación de producto ambicioso y minuciosamente acabado que nos propone el metal, pero si nos ceñimos a la ergonomía tiene una baza importante a su favor: contribuye a hacer más ligeros los auriculares.

De hecho, estos QC 45 pesan 240 g, mientras que los Fidelio L3 de Philips, que utilizan aluminio tanto en el recinto de cada altavoz como en la estructura interior de la diadema, pesan 360 g. La diferencia es notable.

Bose Ergonomia1

Las almohadillas de estos auriculares son una auténtica delicia. Están revestidas en un cuero sintético extremadamente suave, y, aunque Bose no nos indica cuál es la composición de su relleno, sospecho que utilizan una espuma con efecto memoria debido a que se adaptan de maravilla al contorno de nuestra cabeza.

La mayor virtud de estas almohadillas consiste en que consiguen repartir la presión de una forma completamente homogénea

SEE ALSO  WiFi has been disabled on Alexa: How do I turn it back on?

Eso sí, y aquí viene la razón por la que su ergonomía me parece sobresaliente, la mayor virtud de estas almohadillas consiste en que consiguen repartir la presión de una forma completamente homogénea. No cabe duda de que la ligereza de estos auriculares juega a su favor, pero las almohadillas cumplen su papel con nota. Y, de propina, se limpian con facilidad utilizando un paño suave.

Bose Ergonomia2

La estructura interior de la diadema es de policarbonato, una decisión de diseño que tiene una consecuencia positiva y otra negativa. La beneficiosa consiste en que es más ligera que las diademas con estructura interior de aluminio, pero a cambio es evidente que sacrifica algo de resistencia y durabilidad si no tratamos los auriculares con un poco de mimo.

No obstante, Bose asegura que la ha reforzado con nailon relleno de vidrio para incrementar su resistencia frente a los impactos y evitar que se deforme, por lo que es posible que su vida útil no se resienta. Por otro lado, la parte superior de la diadema está revestida en el mismo cuero sintético utilizado en las almohadillas, y consigue repartir la presión sobre nuestro cráneo con una homogeneidad envidiable.

Bose Ergonomia3

A diferencia de algunos de sus competidores, estos auriculares prescinden de una interfaz táctil. En su lugar nos proponen varios pulsadores alojados en la parte inferior del recinto que nos permiten subir y bajar el volumen, seleccionar el modo de cancelación del ruido ambiental que queremos habilitar, activar el asistente de voz, actuar sobre la reproducción, y, por último, contestar y colgar llamadas. Estas funciones están distribuidas en los cuatro botones que podéis ver en la siguiente fotografía, y es fácil hacerse con ellas.

Bose Ergonomia4

Junto a estos auriculares Bose nos entrega una bonita funda rígida revestida por dentro con un material suave que nos permite transportar los QC 45 con seguridad, sobre todo si los metemos en una mochila o un bolso junto a otros objetos. Para colocar los auriculares en su interior es necesario plegarlos como podéis ver en la siguiente fotografía, por lo que el tamaño de la funda es comedido (mide 211 x 145 x 51 mm). Otro punto a su favor: es bastante ligera (pesa 180 g).

Bose Ergonomia5

Por su rendimiento global son indiscutiblemente de primera división

Para poner a prueba estos auriculares he recurrido a dos escenarios de uso diferentes. En uno de ellos he utilizado como fuente mi ya veterano Galaxy S10+ de Samsung desde el que he reproducido mediante una conexión inalámbrica una selección muy amplia de temas musicales que conozco muy bien.

Todos ellos tienen una toma de sonido impecable y están disponibles en varios formatos con y sin pérdida de calidad. En el otro escenario de uso conecté los QC 45 al preamplificador híbrido con toma de auriculares que ejerce como centro neurálgico del equipo de alta fidelidad del que os hablamos a fondo en el artículo que enlazo aquí mismo.

Aquí tenéis algunos de los cortes musicales que he utilizado en este banco de pruebas. La selección es ecléctica porque nos interesa que estén representados géneros musicales muy diversos.

Además, buena parte de estos temas está disponible en forma de archivo digital con calidad de máster de estudio (FLAC con una resolución de 24 bits y una frecuencia de muestreo de 96 kHz), con calidad de CD (PCM de 16 bits y 44,1 kHz), y también en vinilo, por lo que los he escuchado en todas las versiones que tengo para poder comparar su sonido. Aquí tenéis los temas más representativos:

  • ‘Stir it up’, de Bob Marley
  • ‘You make me feel like a natural woman’, de Susan Wong
  • ‘Redbud tree’, de Mark Knopfler
  • ‘Autumn in Seattle’, de Tsuyoshi Yamamoto Trio
  • ‘Spanish Harlem’, de Rebecca Pidgeon
  • ‘You’ve got a friend’, de Susan Wong
  • ‘Wasted time’, de Eagles
  • ‘Vivaldi – Flute concerto in D’, Chesky Records
  • ‘Stimela’, de Hugh Masekela
  • ‘Lush life’, de Billy Strayhorn
  • ‘Afro blue’, de Mongo Santamaria
  • ‘April in Paris’, de Duke/Harburg
  • ‘No sanctuary here’, de Chris Jones
  • ‘Under the boardwalk’, de Mighty Echoes
Bose Ergonomiacalidad

El sonido de estos auriculares es competitivo, pero no me ha enamorado. En mi opinión su mayor virtud es que son equilibrados, y esta característica les permite resolver de una forma satisfactoria cualquier género musical. Además, tienen otro punto importante a su favor: nos entregan un sonido resultón y convincente incluso en aquellos cortes musicales que no tienen una toma de sonido especialmente cuidada.

Desde un punto de vista estrictamente audiófilo no tienen ningún defecto flagrante, pero, sencillamente, no me parecen sobresalientes. Sus agudos no son estridentes y tienen un nivel de detalle muy decente, pero no impresionan. El rango del espectro de frecuencias en el que, en mi opinión, se sienten más cómodos, es el medio. Y es que reproducen las voces con carnosidad y detalle, lo que les permite lidiar con muchos temas de jazz vocal con muy buena nota.

Por otro lado, su extremo grave es muy competente, pero no impacta. Su pegada no está nada mal (y podemos recurrir a la ecualización si queremos entregarle más energía), pero carece del nivel de detalle que nos proponen otros auriculares de su misma liga, como, por ejemplo, los Fidelio L3 de Philips que analicé hace pocos meses. En cualquier caso, su talón de Aquiles en este ámbito es su dinámica. Y es que puede dejar un poco fríos a los aficionados al rock, el metal y la música clásica.

Bose App

Os propongo que cambiemos de tercio e indaguemos en la que sin duda es una de las mejores bazas de estos auriculares: su cancelación activa del ruido. Y es que rivaliza de tú a tú con las mejores, entre las que podemos fijarnos en la de los WH-1000XM4 de Sony, la de los AirPods Max de Apple o la de los Fidelio L3 de Philips.

La eficacia con la que estos auriculares atenúan las fuentes de ruido homogéneas y persistentes es fabulosa

La eficacia con la que estos auriculares atenúan las fuentes de ruido homogéneas y persistentes es fabulosa, aunque echo de menos poder seleccionar uno entre varios niveles diferentes de cancelación. Lo único que podemos hacer es habilitar esta tecnología, o bien activar la recogida del ruido de ambiente empleando los micrófonos integrados en los QC 45.

Precisamente los cuatro micrófonos distribuidos por la superficie del recinto son en gran medida los responsables de la buena experiencia que nos proponen estos auriculares cuando los utilizamos durante las llamadas telefónicas. Los he probado en la calle y con abundante ruido de ambiente procedente del tráfico y el viento, y los algoritmos de procesado del audio consiguen atenuar el ruido y aislarlo de la voz con mucha eficacia. No tengo nada que objetar en este escenario de uso.

SEE ALSO  Redmi Note 13 Series: Nuestras opiniones de los smartphones que apuntan a ser Top Ventas en 2024

Por último, no podemos pasar por alto su autonomía. La duración de la batería está condicionada por la utilización que hagamos de la cancelación del ruido y el tratamiento del sonido de ambiente, por el nivel de presión sonora al que nos gusta escuchar nuestra música, y también por el tipo de contenido que reproducimos.

Esto explica por qué es imposible obtener una cifra tajante. En cualquier caso, con la cancelación del ruido habilitada y un nivel de presión sonora moderado para proteger la salud de nuestros oídos la autonomía oscila entre 21 y 23 horas. No igualan las cifras que nos proponen algunos de sus rivales, como los WH-1000XM4 de Sony o los Fidelio L3 de Philips, pero no está nada mal.

Bose QuietComfort 45: la opinión y nota de Xataka

Esta marca ha dado un paso hacia delante. Aunque comparten el mismo pedigrí, estos auriculares son sensiblemente más atractivos que los también interesantes QuietComfort 35 II, lo que refleja que los responsables de diseñarlos han hecho los deberes. Los puntos más contundentes a su favor son, como hemos comprobado en este análisis, su fabulosa ergonomía (en este ámbito son excepcionales) y una tecnología de cancelación del ruido que rivaliza con las mejores sin el más mínimo complejo.

Su ergonomía es fabulosa, y su cancelación del ruido los coloca entre los mejores

Su autonomía, sin embargo, es inferior a la que nos proponen algunos de sus rivales, pero esto no significa que no esté a la altura; con la cancelación del ruido activada y un nivel de presión sonora moderado rozan las 24 horas, y esta cifra no está pero que nada mal. Además, su calidad de sonido global es alta, aunque, de nuevo, en este ámbito hay algunos modelos de precio similar que nos entregan un nivel de detalle más alto, y que tienen una mayor capacidad dinámica.

Estos QuietComfort 45 no tienen ninguna carencia dramática, pero tienen margen de mejora en varios apartados que Bose podría pulir fácilmente. Por un lado nosotros echamos de menos la posibilidad de desactivar completamente y ajustar la cancelación del ruido en varios niveles desde la app. Y también echamos en falta la compatibilidad con el códec Bluetooth aptX. En cualquier caso, sus fortalezas pesan más que sus carencias, por lo que os sugerimos probarlos si se os ponen a tiro para que podáis sacar vuestras propias conclusiones acerca de su rendimiento.

Bose Opinion

8,8

Diseño8,5
Calidad de sonido8
Cancelación del ruido9,5
Ergonomía9,5
Experiencia de uso8,5
Autonomía8,75

A favor

  • Su ergonomía es fabulosa. En este ámbito son de lo mejor que podemos encontrar
  • Consiguen atenuar el ruido de ambiente con una eficacia sorprendente
  • Su autonomía, aunque no es la mejor, es muy competitiva

En contra

  • Echamos de menos la posibilidad de ajustar la cancelación del ruido ambiental desde la app
  • No es compatible con Bluetooth aptX (aunque sí lo es con los códecs SBC y AAC)

Estos auriculares han sido cedidos para este análisis por Bose. Puedes consultar nuestra política de relaciones con las empresas.